What the Health y sus mitos

What the Health y sus mitos

Detrás de… What The Health!

Hace unos días, una amiga me estuvo preguntando si el huevo y el pollo eran tan malos como la carne roja. Extrañada, le pregunté de donde se había sacado esas alegaciones. Parece ser que en Netflix, hay un “documental”, que fomenta el estilo de vida y alimentación vegana, pero de una manera un tanto conspiranoica. Empiezas a oler a chamusquina con su presentación: “What The Health, la película sobre salud que las organizaciones de la salud no quieren que veas”.

Que quede claro que una alimentación vegana o vegetariana es igual de saludable y equilibrada si está bien diseñada y como nutricionista no tengo ningún inconveniente en promoverla. Aquí os dejo los 4 mitos que he considerado más absurdos.

 

MITO 1: La carne roja es tan peligrosa como el tabaco

LO QUE DICE WTH: El informe de la OMS que nombran, clasifica la carne procesada en el Grupo 1, considerado como un agente carcinógeno para los humanos, como el humo del tabaco, el alcohol o el plutonio.

LA REALIDAD: Esto no quiere decir que estas sustancias de este grupo incrementen el riesgo de desarrollar cáncer de la misma manera. El peligro del plutonio es MUY distinto del riesgo de los productos cárnicos o la carne roja.

 

MITO 2 y 3: El pollo es igual de malo que una carne roja. “Comer un huevo diario puede ser tan perjudicial como fumar cinco cigarrillos al día”

LO QUE DICE WTH: En la película, se dice que la cantidad de colesterol que tiene el pollo es similar a la de las carnes rojas, y que por ello es igual de perjudicial que comer ternera o unas salchichas. También se dice que el huevo es una bomba de colesterol y grasa saturada.

LA REALIDAD: Cierto es que el pollo y el huevo tienen una cantidad de colesterol similar o superior a la carne roja, pero la calidad de la grasa del pollo y del huevo es mejor, ya que tienen más ácidos grasos poli y monoinstaurados.

Se ha demostrado que no es más importante el colesterol de la dieta, si no el que fabrica nuestro hígado, que está sujeto a factores genéticos y a la alimentación. Por lo que es más importante controlar el tipo de grasa, más que la cantidad de colesterol. Aquí os dejo un artículo con los mitos más comunes de la dieta para el colesterol desmontados por Aitor Sanchez de “Mi dieta cojea”.

 

MITO 4: La dieta omnívora produce diabetes y cáncer y la dieta vegana es la única solución

LO QUE DICE WTH: Durante todo el documental se da la idea de que una alimentación omnívora es la causante de todos los males (cáncer, diabetes, enfermedades, depresión, etc.), y que la solución es una dieta basada en productos vegetales o una dieta vegana.

LA REALIDAD: No es más importante el tipo de dieta, si no la calidad de esa dieta. El consumo frecuente de procesados con ingredientes refinados (azúcar, harinas, aceites vegetales de baja calidad) y los malos hábitos, se pueden dar en ambos modelos de alimentación. Estos hábitos son los que promueven el sobrepeso y la obesidad, aumentado el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, etc. Cierto es que en una alimentación vegetariana hay mayor consumo de verduras, frutas y legumbres, pero también puede haber malos hábitos que conlleven a un exceso de grasa visceral y como consecuencia, problemas de salud.

La realidad es que hay malos hábitos alimenticios, y esto si lo explica bien la dietista Susan Levin en la película:

“Las personas que tienen malos hábitos, los han heredado estando expuestas a una determinada manera de comer y vivir, y han continuado en su vida adulta, se los han pasado a sus hijos y por eso desarrollan las mismas enfermedades que tenían sus padres y abuelos antes que ellos. Pero no es inevitable”.

Hay fomentar el comer sano y variado en casa. Un niño que hoy aprende buenos hábitos alimenticios, será el día de mañana un adulto con menos problemas de salud, y con menos necesidad de ir a un nutricionista a que les enseñe lo que pudo haber aprendido en casa.

 

Mi conclusión y consejo 

Además de no hacer caso a esta demonizadora película, mi mejor consejo es enfocarse en llevar una alimentación y estilo de vida saludable, y ello se consigue haciendo ejercicio y aumentando el consumo de alimentos vegetales como legumbres, verduras, frutas, cereales y harinas integrales, patatas, aceite de oliva virgen extra, semillas y los frutos secos. De esta manera desplazamos de manera natural el consumo de carnes rojas, productos cárnicos, procesados insanos, productos refinados y pobres en nutrientes.

¿Se puede llevar una alimentación saludable vegetariana o vegana? Si, es posible. Si está bien organizada y pautada, la dieta vegana es segura y saludable.

¿Se puede llevar una alimentación saludable con consumo de productos de origen animal? Si, es posible. Sobre la base de alimentos vegetales que comentaba antes, se puede añadir pescado blanco; pescado azul, huevo hasta unas 4-5 veces por semana; yogur, leche, queso; y carne de pollo o pavo, así conseguimos reducir o limitar el consumo de carnes rojas y los procesados cárnicos, y tener una alimentación más saludable.

Básicamente, estoy promoviendo la misma base que intenta transmitir el WTH pero desmontando los mitos infundados que ellos mismos muestran, y sin la necesidad de utilizar el “amimefuncionismo” del tele-tienda. Hacer recomendaciones nutricionales a través del miedo, demonizando alimentos y sin explicar el por qué o para qué de las pautas o recomendaciones, desconcierta a las personas, genera desconfianza y engrandece el nutri-sensacionalismo que se alimenta de evidencia científica cutre y barata.

Si te ha gustado este post, no dudes en dejar tu comentario. Sígueme en redes sociales para estar al día sobre alimentación saludable.

 

Comparte en redes sociales:

Comenta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies